Fabes con almejas: delicia asturiana

Las fabes con almejas es uno de los platos más emblemáticos de la cocina asturiana. Esta receta es una combinación perfecta entre las suaves y tiernas fabes y el delicioso sabor a mar de las almejas. Es un plato ideal para disfrutar en cualquier época del año, pero especialmente durante los meses fríos de invierno.

Para preparar esta receta necesitarás:
– 500 gramos de fabes
– 500 gramos de almejas
– 1 cebolla grande
– 3 dientes de ajo
– 1 pimiento verde
– 1 tomate maduro
– Aceite de oliva
– Sal

Paso 1: Remojar las fabes durante al menos 12 horas antes de cocinarlas. Luego, colócalas en una olla y añade agua hasta cubrir las fabes. Añade también la cebolla, los ajos y un chorrito de aceite de oliva. Pon a fuego medio-bajo y deja cocinar durante unas 2 horas, removiendo de vez en cuando y añadiendo más agua si es necesario.

Paso 2: En otra olla, pon las almejas en agua con sal durante 30 minutos. Luego, escúrrelas y reserva el líquido.

Paso 3: En una sartén, añade un poco de aceite de oliva y sofríe el pimiento verde y el tomate picados. Después de unos minutos, agrega el líquido de las almejas y deja cocinar durante unos minutos más.

Paso 4: Agrega las almejas a la sartén y deja cocinar durante unos minutos más hasta que estén abiertas. Reserva.

Paso 5: Cuando las fabes estén listas, añade la mezcla de almejas y verduras a la olla y mezcla todo bien. Deja cocinar durante 10 minutos más para que los sabores se integren.

Paso 6: ¡Listo para servir! Sirve caliente y disfruta de este delicioso plato asturiano.

Esperamos que disfrutes de esta exquisita receta de fabes con almejas y que te animes a probar más platillos típicos de la gastronomía española. ¡Buen provecho!

Delicias marineras en tu mesa: Fabes con almejas

Si eres amante del mar y la cocina, una excelente opción para disfrutar de las delicias marineras en tu mesa es preparar unas fabes con almejas. Este plato típico asturiano combina perfectamente los sabores del mar y la tierra en un solo bocado.

La clave para que este guiso quede perfecto es utilizar productos frescos y de calidad. Las almejas, por ejemplo, deben estar vivas y cerradas antes de cocinarlas, y las fabes necesitan un buen remojo previo para ablandarse y desprender todo su sabor. ¡No te pierdas la oportunidad de disfrutar de esta exquisita receta!

Arroz negro

Fabada asturiana

¿Cuál es el significado de la palabra “fabes”?

Fabes es una palabra en español que se utiliza para referirse a un tipo de alubia blanca muy apreciada en la gastronomía asturiana. Se caracteriza por ser grande, tierna y mantecosa al cocinarla. Es un ingrediente fundamental en platos tradicionales como la fabada asturiana o el pote asturiano.

¿Cuál es el nombre de la legumbre utilizada en la Fabada?

La legumbre utilizada en la Fabada es la fabes, también conocida como judía blanca asturiana. Es un ingrediente fundamental en esta receta tradicional de la gastronomía asturiana que consiste en un guiso de fabes con compango (chorizo, morcilla y panceta). La selección y cocción adecuada de las fabes es clave para conseguir el sabor y textura característicos de la Fabada.

¿Cuál es el nombre de las fabes en español?

Las fabes es el nombre en español de un tipo de alubia grande y plana, muy utilizada en la cocina tradicional asturiana para elaborar platos como fabada asturiana, fabes con almejas, fabes con pulpo, entre otros. También se pueden encontrar en otras regiones de España con nombres diferentes, como por ejemplo “judión” en la provincia de Ávila.

¿Cuántas variedades de fabada existen?

Existen distintas variedades de fabada, pero la receta original se hace con judiones de La Granja, una alubia grande y blanca que se cultiva en Segovia, España. Sin embargo, también se pueden utilizar otras variedades de alubias blancas como la faba asturiana o la faba de Lourenzá.

La fabada asturiana es una de las variedades más populares de este plato y se caracteriza por llevar chorizo, morcilla, lacón y otras carnes. En cambio, la fabada leonesa se prepara sin chorizo ni morcilla, y en su lugar se utiliza carne de cerdo, como la oreja, el rabo o el tocino.

Otras variedades de fabada incluyen la fabada montañesa, que lleva costillas y panceta de cerdo, y la fabada cántabra, que se elabora con alubias blancas, berza, patatas y carne de cerdo.

En resumen, existen varias variedades de fabada, cada una con sus propias particularidades en cuanto a ingredientes y formas de preparación. Lo importante es elegir los ingredientes de buena calidad y cocinarlos con paciencia para que la fabada quede sabrosa y cremosa.

Los valores nutricionales que puede tener una receta de fabes con almejas son muy interesantes de conocer. Este plato típico de la gastronomía asturiana es rico en nutrientes como proteínas, carbohidratos complejos, fibra, hierro y calcio.

Las fabes, que son las legumbres utilizadas en esta receta, aportan una gran cantidad de proteínas y carbohidratos complejos, que son importantes para proporcionar energía al cuerpo. Además, son ricas en fibra, lo que ayuda a regular el tránsito intestinal y a reducir los niveles de colesterol.

Por otro lado, las almejas que se utilizan en la receta son una fuente importante de hierro y calcio. El hierro es necesario para la formación de glóbulos rojos y el transporte de oxígeno en el cuerpo, mientras que el calcio es importante para la salud de los huesos y la prevención de enfermedades como la osteoporosis.

En definitiva, las fabes con almejas son un plato delicioso y nutritivo que aporta beneficios importantes para la salud. Es importante incluir alimentos variados y nutritivos en nuestra dieta diaria para mantenernos sanos y fuertes.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *